Filtro y espresso

Tutti Frutti, higo, wine gums
Origen  Nyamasheke
Altura  1.450 – 1.600 msnm.
Variedad  Red Bourbon
Proceso  Natural Anóxico 48h
Productor  Pequeños productores

Un café de Ruanda es casi siempre una apuesta segura y en este caso con Rugali anóxico natural, no solo es segura, sino que es una apuesta ganadora.

El nombre de este café hace referencia a la estación de lavado donde es procesado pero, aún más importante, al tipo de procesado por el que ha pasado: una fermentación anóxica

Rugali anóxico natural un lote de competición de Ruanda

La estación de lavado de Rugali

Los cafés provenientes de la estación de lavado de Rugali se han ganado un sitio privilegiado en los tostadores de café de especialidad de todo el mundo por su calidad y delicadeza en el paladar.

Esta estación se ha convertido en un ejemplo de mucho impacto para toda la industria del café de especialidad.

Fundada en el 2016, en pocos años ha producido cafés que se han usado en competiciones en todo el mundo y ha puesto el distrito de Nyamashke en el mapa de los cafés de gran calidad.

La estación se encuentra en la región Nyabihu, Ruanda, a entre 1.450 y 1.600 metros sobre el nivel del mar.

Rugali anóxico natural un lote de competición de Ruanda

Las condiciones climáticas de esta región hacen que sea un lugar ideal para el procesado y secado del café.

Las condiciones de Rugali son ideales para garantizar un secado óptimo posterior a la despulpa.

El café se coloca en camas de secado elevadas entre las 12:00 y las 15:00 horas para garantizar la máxima exposición al sol durante el momento más cálido del día.

Los caficultores de los alrededores llevan su café a esta planta puesto que es una garantía de un proceso bien hecho, y, por tanto, un mejor café y un mejor precio para ellos.

Rugali anóxico natural un lote de competición de Ruanda
Rugali anóxico natural un lote de competición de Ruanda
Rugali anóxico natural un lote de competición de Ruanda
Rugali anóxico natural un lote de competición de Ruanda

Fermentación anóxica y fermentación anaeróbica

Solo era cuestión de tiempo que esta estación de lavado empezará a experimentar con procesos más arriesgados como es el caso de Rugali anóxico natural.

Este lote de Rugali con proceso anóxico es el resultado con mucho éxito de esa experimentación.

La fermentación anóxica también es conocida como fermentación anaeróbica.

Tanto un término como el otro se refieren a cafés que han sido fermentados en un entorno controlado y libre de oxígeno.

Para los puristas de la microbiología decir fermentación anaeróbica es redundante.

Rugali anóxico natural un lote de competición de Ruanda

Es como decir que el agua está mojada. Anaeróbico se refiere a microorganismos que pueden vivir sin oxígeno y el metabolismo que utilizan se llama anaeróbico.

Esto quiere decir que la fermentación es esencialmente anaeróbica. La fermentación es la respiración anaeróbica de los microbios.

Por eso se ha propuesto el término fermentación anóxica, que quiere decir sin oxígeno, lo cual refleja más las condiciones del proceso.

Independientemente del término que usemos, los cafés fermentados se han popularizado en los últimos tiempos puesto que es una forma de conseguir diferentes notas de cata.

Rugali anóxico natural un lote de competición de Ruanda
Rugali anóxico natural un lote de competición de Ruanda
Rugali anóxico natural un lote de competición de Ruanda

El café de fermentación anóxica de Rugali

El método seguido para la fermentación anóxica de este café difiere un poco de los métodos usados en otros lugares.

Es un método sencillo pero eficaz, pero con un gran resultado, lo que lo hace muy indicado para lugares donde no hay acceso a tecnología más avanzada.

Una vez recibido en la estación de lavado, el café se coloca en un tanque hermético y luego se cubre con una sábana sobre la que se vertía agua fría creando una almohada de agua.

Esto crea un efecto de vacío sobre las cerezas que facilita un ambiente anóxico para una fermentación de 48 horas.

Rugali anóxico natural un lote de competición de Ruanda

Durante la fermentación el calor se transfiere del café a la almohada de agua que se encuentra arriba, lo que garantiza un entorno estable que se puede regular agregando agua fría o caliente a la almohadilla según sea necesario.

Una vez que se completa la fermentación el café se enjuaga, se escurre y luego se seca en lechos elevados durante 4-5 semanas.

Como resultado de estos procesos artesanos podemos degustar esta café de especialidad, Rugali anóxico natural 48h.

Rugali anóxico natural un lote de competición de Ruanda
0
    Tu carrito
    Carrito vacíoVolver a la tienda
    Abrir chat
    1
    💬¿Alguna pregunta?
    Hola 👋🏼¿chateamos?
    Disponibles 24/7