Mario Recinos es un hombre que ama su gente, ama su país y ama el café.

El nombre de este café se lo debemos a él y es una pequeña muestra de nuestro reconocimiento a su gran labor.

Mario facilita, organiza y promueve la exportación de café de especialidad y asegura un trato justo con los productores en una de las regiones con menos recursos económicos de Guatemala.

12 pequeños productores, un gran café

12 pequeños productores y un gran café de Mario Recinos

Mario trabaja con doce pequeños productores del municipio de Santa Bárbara, en el departamento de Huehuetenango, en la zona noroccidental del Guatemala.

Cada uno de estos doce productores es propietario de su finca, que tiene, una extensión de entre 0,3 y 1 hectáreas.

Estas fincas se encuentran en zonas rurales y la variedad que cultivan suele ser Caturra, Catimor y Typica.

A la hora de procesarlo, el método que usan es el de lavado, teniendo algunos sus propias estaciones, mientras otros usan la estación de lavado vecinal o familiar.

12 pequeños productores y un gran café de Mario Recinos

Este es el caso de Augusto López, quien compró una finca de media hectáreas hace tres años y está trabajando para montar su propia estación de lavado y procesado.

Mario Recinos, quien también es caficultor, es quien guía los procesos de cultivo y procesado para conseguir un café homogéneo y de calidad entre todos los pequeños productores.

Santa Bárbara y la etnia Mam

12 pequeños productores y un gran café de Mario Recinos

La zona del municipio de Santa Bárbara perteneció al imperio del Rey Mam K’ayb’il B’alam en la época prehispánica y la mayoría de sus habitantes pertenecen a la etnia Mam.

Este grupo indígena tiene su propia lengua y cultura y han mantenido el cultivo de café durante generaciones.

Santa Bárbara se encuentra a una altitud de entre 1.600 y 2.200 metros y tiene un clima idóneo para el cultivo de café.

El cultivo del café a estas alturas, aunque muy beneficioso para conseguir notas y propiedades únicas y delicadas, no es fácil.

Por esta razón, el trabajo que hacen estos caficultores y el café de gran calidad que obtienen es digno de nuestro reconocimiento.

En este café podrás encontrar complejas notas a uva, almendra y chocolate además de una sensación sedosa al paladar.

Un trato justo con los productores

12 pequeños productores y un gran café de Mario Recinos

Cada vez que elegimos un café para presentaros, un aspecto muy importante para nosotros es que se haya obtenido a través de un trato justo con los productores.

De esta forma colaboramos para hacer más sostenible el cultivo del café y asegurar mejores condiciones de vida para quienes lo cultivan.

Esto es especialmente importante en regiones como la de Santa Bárbara, una de las más pobres en recursos económicos de Guatemala.

Como consumidores, tenemos una responsabilidad con las decisiones que tomamos a la hora de elegir qué consumimos.

12 pequeños productores y un gran café de Mario Recinos

Parte de la esencia de lo que define un café de especialidad, como este café Mario Recinos que ponemos a tu disposición, es que se haya obtenido a través de un trato justo con los productores y prácticas sostenibles de cultivo con el medio ambiente.

Por esta razón, cuando tomas una taza de café de especialidad, no estás solo disfrutando de una experiencia gustativa extraordinaria, si no que también estás colaborando con un mundo más justo y sostenible.

0
Abrir chat
1
💬¿Alguna pregunta?
Hola 👋🏼¿chateamos?
Disponibles 24/7